Enseñar el esquí a tus niños: nuestros consejos

No hay edad ideal para aprender a esquiar. Desde pequeño se puede practicar los deportes de inverno sin problema. Sólo depende de la coordinación psicomotriz del niño jugando un papel importante en el aprendizaje del esquí. Pero en general pueden empezar desde los 4 o 5 años.

Existen diferentes opciones para iniciar tus peques a la nieve. Del descubrimiento del medio ambiente a la iniciación al esquí…¡Descubre como enseñar el deporte de inverno a tus hijos!

 

El primer contacto con la nieve

Ante todo, el primer contacto con la nieve es muy importante para un niño. El primer día de vacaciones, te aconsejamos ir a jugar en la nieve con un trineo o hacer muñecos de nieve, por ejemplo, para que tu hijo se adapte a este nuevo medio ambiente.

Snow Angel - little girl  playing in snow

Enseña a tus hijos a esquiar

A menudo, los padres esquiadores inician ellos mismos a sus niños al esquí. Es una buena manera de ahorrar dinero y también de compartir un momento único con tus hijos. Pero hay que ser buen profesor tomando en cuenta todos los riesgos que existen y ensenarlos a tus hijos para prepararlos a esquiar en buenas condiciones. Los niños deben aprender a respetar los otros esquiadores y tener conciencia del peligro que realmente existe.

 

Las clases particulares de esquí para tus hijos

Las clases particulares son más seguras para tus hijos. Un profesional conoce todas las técnicas para enseñarles los buenos gestos y las buenas prácticas del esquí a un niño. Además, cuando tus niños estén en clase de esquí, podrás disfrutar de la montaña esquiando con tu pareja y divertirte.

Los últimos días, puedes hacer un paseo con toda la familia. Elige una pista adecuada al nivel de tus hijos y aprovecha de un momento mágico con ellos.

Una clase de esquí dura una hora y cuesta entre 40 € y 50 €. El precio varía de una escuela de esquí a otra. Dependerá de la estación en que viajes.

Sport & Tourismus 

Los consejos de Opinión y Viaje:

No debes obligar a tus niños a esquiar. Significa que todavía no están preparados y que necesitan un poco más de tiempo para adaptarse al medio ambiente. Para conservar una cierta motivación, tiene que ser un juego, algo agradable, no una imposición.

 

Y tú, ¿Vas a ensenar el esquí a tus niños o prefieres inscribirlos a unas clases de esquí?

Related Articles

Leave a Comment