Toques Mediterráneos en nuestro jardín

El mediterráneo me inspira mil y un matices con olor a mar y atardeceres de película, prendas veraniegas en rayas marino, blancos ibicencos, sabores a olivo, tardes de jardín a la sombra…Toda una cultura que me conecta con lo autóctono, con la tierra donde hemos vivido durante generaciones. Un oleaje capaz de aunar países tan diversos como Marruecos, Francia, Italia, Grecia, Turquía…y mi querida España.

Zierpflanze vor einem Schuppen mit blauen Lamellentren

Estos sentimientos afloran con facilidad al entrar en contacto con los aromas del Mediterráneo. Eso me ocurre cuando utilizo Un Jardin en Méditerranée, fragancia de Hermes. Curiosamente la uso desde hace años, en temporada de verano porque me trae de inmediato todas esas sensaciones a flor de piel.

Y como no, hoy voy a hablaros de algo “muy nuestro”: los mejores Jardines Mediterráneos de nuestro país. Para visitar, recorrer en familia, impregnarse y evocar esos recuerdos de mar y tierra adentro. Que me han servido de gran inspiración para dar ese toque genuino al diseño de nuestros jardines.

  • El Jardín Botánico Marimurtra en Girona: considerado como el mejor jardín botánico mediterráneo de Europa. Con unas 16 hectáreas de extensión, de las que sólo 5 se abren al público. En el municipio de Blanes.
  • El jardín de l’Albarda en Valencia: 000 m2 con más de 700 especies diferentes de plantas autóctonas y jardín de rosas. Un rincón increíble en la urbanización de la Sella, en Pedreguer.
  • Jardín de Benissa en Alicante: Aquí visitamos un jardín con gran variedad de Lirios y rosas cuidado por los Lomer.
  • El Jardín Botánico Umbría de la Virgen en Almería: encontramos uno de los bosques mejor conservados de la provincia. Nos contaron que había proporcionado recursos forestales a diferentes culturas.
  • El Parque de la Concepción en Málaga: con especies tropicales y subtropicales (ficus, palmeras, datileras…)

De todos ellos he tomado ideas para diseñar mi jardín y el de algún amigo: aunque en un principio pudiera parecer que se trata de especies vegetales opuestas, por las plantas tan diversas que hay en cada uno de estos lugares, al final lo que aprendí es que el Jardín Mediterráneo posee una extraordinaria diversidad y riqueza en función del clima y el suelo de la zona: encontré desde especies crasas y suculentas, cactus…, más típicas de zonas áridas y desérticas a plantas mucho más exuberantes y verdes, con infinidad de flores. Esta fue mi selección:

  • Aromáticas y medicinales: lavanda, romeros y tomillos
  • Frutales: olivo y granado
  • Crasas : aloe vera
  • Florales: claveles y geranios
  • Arbustos: galán de noche

Además el punto de equilibrio siempre nos lo dará dividir zonas con embaldosado, piedras, cerámicas y crear rincones que agrupen especies similares.

Enregistrer

Enregistrer

Related Articles

Leave a Comment